lunes, 20 de enero de 2014

Fran Caldevilla: "Si hay cinco interesados, habrá Copa 2014"

Fran Díaz, alma mater de Caldevilla Motor, presenta los planes de su equipo para la temporada 2014. En una rueda de prensa en un restaurante cercano a sus instalaciones en el Alto La Madera, el preparador congregaba a medios de comunicación, pilotos y organizadores de pruebas asturianas para hablar de lo que será, de cumplirse todo lo previsto, un apasionante curso para él.

Díaz, que comenzaba su intervención agradeciendo los esfuerzos de sus allegados en lo que él ha considerado "un año difícil", explicaba en primera instancia sus planes con la Copa 2014, un certamen monomarca realizado sobre la base Suzuki Swift de anterior generación. El director de Caldevilla Motor afirmaba que los motivos de su elección fueron la "homologación FIA" de los mismos, así como sus grandes prestaciones a bajo coste. Hablando del nivel económico, Díaz mantenía lo afirmado durante la entrevista que Revista Scratch le realizaba diciendo que "si hay cinco interesados antes del día 14 de febrero, habrá Copa. Cada carrera costará 2.500 euros, con una franquicia a principio de temporada de 3.000 euros. El seguro va incluido dentro del precio, incluyendo inscripiciones y licencias, así como unos test previos en el que se sortearán cada coche para todo el año".

En relación a lo meramente depotivo, Caldevilla comentaba que, si bien la marca de las ruedas "está por definir", el precio incluirá cuatro ruedas máximo acumulables (si un piloto no gasta cuatro neumáticos por carrera puede reutilizarlos). Los rallys que puntuarán son los del Campeonato de Asturias (Tineo, Boal, Príncipe de Asturias "Ciudad de Oviedo", Villa de Llanes y Montaña Central), aunque Díaz aceptaría "negociar algún otro rally si los pilotos se ven interesados". En el caso del "Príncipe", los vehículos participarían con entre ocho y doce neumáticos en lugar de cuatro por la dureza de la prueba. El premio seguirá siendo correr el Rally RACE Comunidad de Madrid con un Impreza de Producción.

De no salir la Copa adelante, Díaz tiene pensada otra solución de manera sustutiva a la de los Suzuki: alquilar Subaru Impreza "descafeinados" por el mismo precio, 2.500 euros por carrera. Con dicha expresión se refería que no van a ser unidades "pata negra", si no que, por ejemplo, "no van a llevar una caja de cambios Hewland, si no un grupo corto con relación cerrada". De manera lógica, no habría premios para los pilotos, así como que se produciría una subida en el precio del seguro respecto a los Suzuki.

Al acto, en el que Díaz criticaba de manera incisiva a la FAPA (Federación de Automovilismo del Principado de Asturias) por no haber recibido ayuda alguna por parte de dicho estamento a la hora de organizar la Copa, se encontraban, entre otros, Julián Moreno y Celso Roces del ACPA, que confirmaban a "Scratch" que ya se encuentran avanzando y cerrando acuerdos sobre la 51º edición del Rally Príncipe de Asturias, el cual se repetirá en la zona de Cangas del Narcea.