martes, 21 de enero de 2014

Ogier: "Quería ganar aquí, en el rally de casa"

A Sébastien Ogier le quedan ya pocas espinas por quitarse en su trayectoria en el Mundial de Rallyes. El francés, que el pasado año fue una apisonadora en su camino hacia el título absoluto, ha logrado este fin de semana su primera victoria en el Rallye Monte-Carlo, prueba emblemática donde las haya. En realidad se trata de la segunda, ya que en 2009 se impuso en una de las ediciones en las que el rally monegasco fue puntuable para el extinto IRC, pero a efectos de WRC sí fue la primera vez en que subió al escalón más alto del podio.

“¡Comienzo perfecto de la temporada! El equipo ha hecho un trabajo fantástico. Estoy muy contento. Ganar el Rallye Monte-Carlo en estas condiciones tan difíciles es sensacional. Sobre todo ahora que el Monte vuelve a ser puntuable para el Campeonato del Mundo. Por lo tanto, la victoria, es más importante que la que Julien y yo logramos en 2009 en el IRC”, declaró el oficial de Volkswagen Motorsport este pasado sábado.

Victoria por tanto especial para Ogier por lo que supone hacerse con un Monte-Carlo que, además, tuvo todos los ingredientes que han hecho de este rally una de las citas de mayor solera de todo el campeonato. Y por si fuera poco, una de las bases de esta edición era Gap, ciudad natal de Sébastien, por lo que para él esta prueba le resultaba aún más cercana que el Rally de Francia que conquistó ya el pasado año. “Después de los últimos tres días, la primera jornada con lluvia extrema y el caos con la nieve en el Col de Turini el sábado... Quería ganar aquí, en mi rally de casa. La victoria la vamos a celebrar como es debido, con todo el equipo Volkswagen, mi familia y mi compañera Andrea”.

Ogier contó con un consejero de lujo, Nicolas Vouilloz, campeón del IRC en 2008 y ex piloto de marcas como Peugeot y Škoda. Haciendo las labores de ouvreur para su compatriota, el que es considerado como inventor de los ‘neumáticos cruzados’ recomendó aplicar esa técnica de combinar dos tipos de ‘gomas’ en diagonal a la hora de afrontar tramos con condiciones meteorológicas poco claras o cambiantes. “Hemos trabajado esto en las pruebas con Michelin desde hace muchos años y siempre funciona mejor con dos ruedas de diferente compuesto en cada eje. Probablemente somos de los primeros que utilizamos este sistema en carrera”, ha afirmado el piloto en cuyo palmarés también constan diez títulos mundiales de descenso en bicicleta de montaña.

Jost Capito, director de Volkswagen Motorsport, estaba muy contento de este resultado que ha exigido un perfecto trabajo coral de todo el equipo. También por el hecho de tener a los tres coches en meta. “Estoy muy orgulloso de todos. Pilotos, copilotos, ingenieros, mecánicos, todos han hecho un trabajo excepcional. Sébastien Ogier ha tenido una actuación magistral, Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen también han tenido un buen rendimiento. Los ingenieros siempre han sabido elegir adecuadamente los neumáticos sobre la información que nos enviaban los ouvreurs, aunque el resultado final no siempre ha sido perfecto. Pero esto es típico del ‘Monte’, que siempre es imprevisible y caprichoso. Tener a los tres Polo R WRC en los puntos y ganar por primera vez el mítico Monte-Carlo es un gran éxito”.